El 25% del alumnado de doctorado de Campus do Mar es extranjero

27/11/2015
Presentación DO*MAR 2015 Campus do Mar

Nació hace apenas cuatro años con la vocación de convertirse en una de las referencias mundiales en programas de doctorado en el ámbito marino y hoy, cuatro años después, echó a andar su cuarta edición con 186 alumnas y alumnos matriculados, un 25% extranjeros y, más concretamente, procedentes de 19 países. Hablamos del programa de doctorado del Campus do Mar (DO*MAR) , que este jueves presentó su cuarta edición en un acto que, gracias a la transmisión por videoconferencia, pudo seguirse de manera simultánea en las tres universidades gallegas y en las tres del norte de Portugal (Aveiro, Minho y Tras os Montes e Alto Douro). Les dieron la bienvenida el rector de la Universidade de Aveiro, Manuel Assunçao, y su homólogo vigués, Salustiano Mato, que no dudó en referirse a esta iniciativa como un “ejemplo inmejorable”, no sólo en la península ibérica, sino en toda Europa, “de agregación de inteligencia y de instituciones para conseguir un programa de doctorado único en una temática especializada y sectorial como es el mundo marino y marítimo”.

La misión de este programa, que ya sacó a la calle su primera doctora, es formar a los mejores profesionales e investigadores en el ámbito de las ciencias, las tecnologías y la gestión del mar en sus diferentes aplicaciones económicas y sociales, de manera que sean capaces de hacer investigación de calidad e impacto internacional y de proporcionarle a la industria las herramientas idóneas para mejorar su competitividad a escala global. “Buscamos calidad, internacionalización, interdisciplinariedad”, recalcó el profesor Manuel Varela, coordinador del programa, que se mostró “muy satisfecho” por como va evolucionando una iniciativa que, insistió, no fue fácil poner en marcha, “dado que eran muchas universidades, muchas normativas, muchos hábitos distintos… pero la buena disposición de todas las instituciones participantes hace que vayamos por el buen camino” a lo que, añadió que “afortunadamente”, se van cumpliendo las expectativas, tanto de calidad de la formación, como de matrícula.

Crisol de nacionalidades

En la misma línea que Manuel Varela, Salustiano Mato hizo hincapié en su intervención en que, a pesar de las dificultades burocráticas y administrativas, es posible hacer programas de doctorado “de cooperación interuniversitaria de forma muy global”, destacó el rector, al tiempo que manifestó su satisfacción con el funcionamiento del programa, especialmente, por el hecho de que cada vez son más personas las que se interesan por él desde fuera de la península ibérica y, por lo tanto, se está convirtiendo en una “palanca importante” en el proceso de internacionalización que las universidades implicadas en el proyecto quieren intensificar.

Y si de internacionalización se habla que mejor ejemplo que echar un vistazo a los países de procedencia de los estudiantes de este programa de doctorado. El 25,9% son extranjeros, si bien esta cifra se reduce al 14,9% se se consideran únicamente a los alumnos de fuera de España (138) y Portugal (20). La lista es larga e incluye países del resto de Europa (Francia, Italia y Polonia); América (Estados Unidos, Chile, Cuba, Brasil, México, Argentina y Venezuela); África (Egipto, Cabo Verde, Mozambique, Senegal, Angola y Mauritania), y también Asia (Bangladesh).
Presentación DO*MAR 2015

El 80% de las tesis se enmarcan en el ámbito científico

Los 186 alumnos matriculados están desarrollando sus tesis en alguna de las ocho instituciones pertenecientes al programa: las tres universidades gallegas, las tres del norte de Portugal, el CSIC y el Instituto Español de Oceanografía. La institución con más alumnos y alumnas matriculados es la propia Universidade de Vigo (124), seguida de la de Santiago de Compostela (22), A Coruña (21), Aveiro (16), UTAD (2) y Minho (1).

En cuanto al ámbito en el que se enmarcan las tesis de doctorado que se están llevando a cabo, si bien cerca del 80% están adscritas al ámbito científico, es relevante destacar que en estos momentos hay alumnos matriculados tanto en el campo tecnológico, como en el jurídico-social y en el humanístico. La primera en defenderse fue la de la investigadora María Isabel García Ibáñez, el pasado mes de julio en la Universidade de Vigo, un estudio en profundidad en el que analizaba los efectos de la captación del CO2 en el Atlántico norte.

Fuente: DUVI