Talento investigador procedente de todo el mundo para reforzar el Campus do Mar

28/10/2016
fellowsea_presentacion1

Paula Sánchez, Adolfo Fernández, Sandra Martínez, Susana Magadán, Iria Fernández, Martinho Marta, Isabel Rodríguez e Ana Querejeta. Éstas y éstos son doctoras y doctores que acaban de incorporarse a la Universidade de Vigo y al Instituto Oceanográfico Español de A Coruña para continuar, de la mano de Campus do Mar, su formación investigadora y complementar las potencialidades de los grupos de Inmunología, Filogenómica y Nanotecnología del Centro de Investigación Biomédica, Cinbio, los de Ecología Costera y Oceanografía Biológica de la Estación de Ciencias Marinas de Toralla, Ecimat y de los grupos de Arqueología, Antigüedad y Territorio y lo de Investigaciones Agroambientales y Alimentarias del campus de Ourense, así como del IEO coruñés.

Con el objetivo de hacer del Campus do Mar un polo de atracción para doctoras y doctores con experiencia postdoctoral y revertir así la tendencia de enviar a los doctores formados en la institución viguesa a centros de investigación y universidades extranjeras para completar allí su formación, el campus de excelencia internacional presentó a la convocatoria Marie-Curie Cofund de la UE el proyecto FellowSea para la contratación de personal investigador posdoctoral con más de cuatro años de experiencia. Cerca de un millón de euros fue la financiación conseguida hace un año y desde entonces se abrió un proceso que comenzó con la convocatoria de un concurso internacional al que concurrieron 23 aspirantes (13 de España, cuatro de Portugal, dos de Italia y uno de Dinamarca, Islandia, Grecia e Irlanda) y que terminó con la resolución de la comisión evaluadora y las posteriores contrataciones de las investigadoras e investigadores seleccionados, por un período de tres años.

Agradecimiento y retos para las nuevas doctoras y doctores

El rector de la Universidade de Vigo, Salustiano Mato, la vicerrectora de Investigación, Asunción Longo y la responsable de Captación de Talento de Campus do Mar, Elsa Vázquez, fueron los encargados de dar la benvida a este grupo de investigadoras e investigadores, que ya están incorporados a sus puestos, a excepción de Iria Fernández que aún se encuentra en EEUU. Mato agradeció a los investigadores que apostaran por esta convocatoria “exigente y competitiva” y destacó lo “inusitado de que una universidad, sin apoyo de los gobiernos, sea capaz de pelear contra viento y marea para captar y retener talento”, en referencia a los programas que en este momento tiene la Universidade de Vigo en vigor y que la hacen “única en España”, aseguró el rector. Mato recordó que la captación de talento era uno de los objetivos de Campus do Mar y expresó su deseo de que se puedan establecer nuevos instrumentos para que estas investigadoras e investigadores puedan tener continuidad en el futuro, algo para lo que demandó la actuación de los dirigentes políticos.

La responsable de Captación de Talento de Campus do Mar, Elsa Vázquez, recordó las fases de un proceso que culminó con la contratación de las y de los doctores, de los que destacó sus importantes currículos científicos y a los que animó a dar el máximo “y a ayudar la que Campus do Mar sea más reconocido internacionalmente”.

Presentación Fellowsea campus do Mar

Evaluación da contaminación, genómica aplicada al estudio de la evolución o patrimonio pesqueiro

Sandra Martínez y Paula Sánchez, logroñesa la primera y ourensana la segunda, estudiaron ambas Ciencias del Mar en la Universidade de Vigo y a partir de ahora comparten localización en la Ecimat, aunque en grupos de investigación distintos, el de Ecología Costera en el caso de Paula y el de Cambio Global: observación, experimentación y modelado en el de Sandra. “Campus do Mar representa una oportunidad única de colaboración interdisciplinar para estudios relacionados con el océano”, asegura la riojana que llega a Vigo procedente de la Linnaeus University de Suecia y que trabaja en el estudio de la respuesta de las comunidades microbianas marinas a los aportes de nutrientes de origen antropogénico en el contexto del cambio global. Por su parte, Paula Sánchez, presentó su candidatura a la FellowSea porque tras dos estancias postdoctorales en Canada y en Portugal “este proyecto me daba la oportunidad de continuar con mi carrera investigadora sin tener que hacer sacrificios personales ya que, mi pareja tiene un trabajo estable en Galicia y no queríamos seguir manteniendo una relación viviendo a 300 kilómetros”, explica la investigadora, llegada de la Universidade de Aveiro, que trabaja en la evaluación de la contaminación y la ecotoxiología en medio marino y que considera Campus do Mar “una apuesta muy idónea para las universidades gallegas dada la presencia del mar y las actividades relacionadas con él en nuestra sociedad”.

Aún en EEUU, en la California Academy of Science de San Francisco, Iria Fernández apura su regreso a Vigo para incorporarse al Grupo de Tecnologías Omícas Aplicadas al Medio Marino del Cinbio. Santiaguesa, titulada en Bioquímica por la Universidad Complutense de Madrid, Iria considera esta una buena oportunidad para vivir y trabajar en Galicia y aplicar la experiencia adquirida durante seis años como investigadora en EEUU y Japón, donde se dedicó, sobre todo al estudio de la evolución, ecología y conservación de la biodiversidad de los arrecifes de coral. “Aunque Galicia y España no tienen arrecifes de coral, siento que en un mundo globalizado se te impondrán conocer estos ecosistemas tan ricos y ganar la conciencia de la importancia de responsabilizarnos y transformar nuestra sociedad para hacerla más sostenible desde un punto de vista ambiental”, destaca la investigadora, que centra su línea de trabajo en la genómica marina aplicada al estudio de la evolución, ecología y conservación de la biodiversidad marina. Junto a Iria Fernández, desarrollará su labor en el Cinbio Susana Magadán, viguesa, licenciada en Biología por la Universidad Autónoma, que considera su incorporación a Campus do Mar “una oportunidad para el desarrollo de mi carrera, pero también un desafío, ya que voy a trabajar con especies diferentes, y eso siempre requiere eliminar muchas ideas preconcebidas, y además voy a realizar un estudio que apenas otros tres grupos en el mundo están haciendo con salmón, trucha y pez gato”. La línea general del trabajo de Susana Magadán, que llegó procedente del Institut National de la Recherche Agronomique de Francia, es la aplicación de técnicas de secuenciación masiva en la caracterización de la respuesta inmune adaptativa o Inmunoma, en especies de peces marinos. También en el Cinbio, en el Grupo de Nanotecnología, trabaja ya Ana Querejeta, que llegó de la University of Toronto, para centrarse en el estudio de la tecnología para el sector industrial marino.

En el caso de Adolfo Fernández, que llegó al campus de Ourense desde la Universidad de Coimbra, su trabajo aborda un eje de investigación hasta ahora ausente de Campus do Mar: el que aborda el estudio del patrimonio antiguo en las costas gallegas, con especial atención a la costa de las Rías Bajas. “Esta línea de trabajo aborda importantes aspectos de nuestro patrimonio arqueolóxgico en ámbito costero que no sólo se limitan al estudio de los sitios productivos (salinas, fábricas de salazón..) y habitaciones (castros, villas, vicus?), sino que también se estudian los modelo productivos antiguos, la exportación de los productos o las técnicas de producción de conservas de pescado en la época romana”, explica el investigador, que también estudiará y evaluará los riesgos y amenazas que están sufriendo estos yacimientos. En el campus de Ourense también desarrollará su labor Isabel Rodríguez, que procente de la Universidad de Reading (Reino Unido) se incorporará al Grupo de Investigaciones Agroambientales y Alimentarias para centrarse en la investigacion de los recursos marinos, concretamente en la gestión integrada, transformación y valorización.

Por su Martinho Marta Almeida desarrolla su línea de investigación centrada en la oceanografía operacional en el IEO de la Coruña a donde llegó procedente de la Universidade de Aveiro.

Fuente: DUVI