70 voluntarias e voluntarios recogen más de 200 kilos de basura en playas de la ría de Vigo

15/11/2017
praia1

De Ribadeo a Baiona, pasando por Muxía, O Grove y Porto do Son, decenas de personas participaron el pasado fin de semana en la jornada de limpieza simultánea de playas organizada por Adega, el Centro Singular de Investigaciones Marinas de la Universidade de Vigo y Campus do Mar y que se saldó con la recogida de más de 1000 kilos de desperdicios, de los que más de 200 corresponden a los tres arenales de la ría de Vigo en los que se desarrolló la iniciativa. “En el caso de la ría de Vigo el número de voluntarios fue de 19 en la Playa de la Ladeira en Baiona, 22 en Arnedo y la Xunqueira en Moaña y 30 Panxón, en Nigrán. En cada ayuntamiento hubo entre dos y tres coordinadores, formados en en una jornadas previas, y otras dos o tres personas en representación de cada uno de los ayuntamientos”, explica Alba Hernández, técnica del Centro Singular de Investigaciones Marinas.

En las playas de Arnedo y Xunqueira en Moaña, las y los voluntarios recogieron 82 kilos de basura, de los que un 55% corresponden la material de construcción (sacos de plástico, arcillas, espuma aislante, poliespán); 20% colillas y bastoncillos; 10% cristales, y cuerdas y 5% envases, tapones de botellas y plásticos. La veintena de personas que tomaron parte en la recogida de desperdicios, manifestaron su deseo de volver a participar en próximas ediciones, al tiempo que animaron a la organización a hacer una mayor divulgación del evento, a través de la colocación de pancartas en la playa o reparto de material de mercadotecnia con el fin de visibilizar la iniciativa para que más gente participe.

Mientras, en la playa de Panxón, en Nigrán, la treintena de voluntarias y voluntarios que participaron en la jornada de limpieza simultánea recogieron 63 kilos de residuos, que fueron divididos en bolsas de gran volumen, cuatro con plásticos y colillas, otras cuatro con cascajos y metales y otras dos con cristales y papeles. Por número de objetos lo más recogido fueron, con diferencia, las colillas, presentes en gran cantidad por toda la playa, sobre todo en las zonas anexas al paseo marítimo. A mayores, también se encontraron cantidades relativamente grandes de cascajos de obra y anecdóticamente también se encontraron nasas de pesca semienterradas en la arena de la playa en relativo bueno estado. “La valoración por parte de los voluntarios de la jornada fue positiva, destacando que se pudiera recoger tanta basura que, a simple vista, no parecía que fuera posible ya que la playa aparentaba estar limpia”, señala Alba Hernández, que confirma que en todos los casos un buen número de participantes mostraron su interés en repetir la experiencia en próximas convocatorias.

praia6

Fuente: DUVI