Dorrik Stow aboga por el conocimiento de los océanos profundos como garantía de un futuro sostenible

29/03/2012
dorrik_vigo

Como un “mundo hambriento de energía”, así definía a la civilización actual Dorrik Stow, profesor en la universidad escocesa de Heriot-Watt al inicio de la charla que pronunció este martes enmarcada en el Ciclo Internacional de Conferencias de Campus do Mar bajo el título Deepwater sedimentary systems: new advances and current trends”. Stow, uno de los mayores expertos mundiales en sedimentación marina profunda inició su relatorio explicando la enorme dependencia que hoy en día tenemos de los combustibles de origen fósil, más de un 80% del total, y la espectacular demanda de energía de la sociedad, a todas luces insostenible, al consumir anualmente lo que la naturaleza tarda en producir en torno a un millón de años. Esta voracidad desemboca en un paulatino calentamiento de la tierra.

Durante su conferencia, que tuvo lugar en el salón de actos de la Facultad de Ciencias del Campus de Vigo y que pudo ser seguida en directo por Internet a través de la webTV de Campus do Mar desde cualquier lugar del mundo, Dorrik Stow defendió que uno de los principales retos científicos, técnicos y medioambientales del siglo XXI es la exploración y comprensión de los océanos profundos. El mar, a pesar de ocupar buena parte de la superficie de nuestro planeta es todavía hoy un gran desconocido, y debe ser estudiado para descubrir cual es su potencial como fuente de recursos y cuales son sus efectos.

En este desafío resulta crucial documentar y comprender el carácter siempre móvil y dinámico de la capa de sedimentos del lecho de las profundidades marinas. El transporte de sedimentos y de los facies hacia las profundidades está siendo revisado de nuevo; en la actualidad sabemos que los procesos presentes en el talud son fundamentales a la hora de configurar la morfología y sedimentación del lecho marino en algunos márgenes continentales; el mundo pelágico no es tan tranquilo y estático como se pensaba; y los nuevos hallazgos sobre los depósitos quimiogénicos han aportado nueva vida a su estudio. Situar los facies de sedimentos individuales dentro de los elementos arquitectónicos a mayor escala así como su geometría tridimensional es un área en la que actualmente se desarrolla una gran actividad. Esto incluye la dilucidación de tipos, dimensiones, índices de aspectos, patrones de apilamiento y jerarquías para canales, diques, lóbulos, derivas, capas y complejos de transporte en masa.

Para cualquier investigación de las profundidades marinas resulta fundamental determinar los controles globales sobre la sedimentación – el dominio, la sincronización y la interacción entre el nivel del mar, el clima, la actividad tectónica y el suministro de sedimentos.

Además de la pura curiosidad científica, los océanos profundos tienen gran importancia para la comprensión y monitorización del medioambiente a nivel global y de los cambios medioambientales (tanto del pasado como del futuro) así como para la exploración, evaluación y explotación bien gestionada de los recursos naturales. Dorrik Stow finalizó su intervención resaltando la necesidad de proteger el océano de cara a la posteridad. Para ello, identificó como factores clave la reducción del consumo de recursos, el control de las emisiones de CO2 y del aumento de la población y la pobreza y la necesidad de una gestión integral del mar, a través de tasas ambientales y, sobre todo, mucha investigación-