Campus do Mar cierra su primera singladura en busca de socios internacionales

27/06/2012
UABC

El objetivo era ambicioso, buscar socios para el Campus do Mar en algunos de los países objetivo como Brasil, China y México. Y los resultados están a la altura de las expectativas con acuerdos firmados y otros en ciernes para trabajar de la mano con algunas de las instituciones internacionales más relevantes en el campo marino.

México fue el último de los destinos y, a lo largo de la pasada semana, el director del Campus do Mar, Emilio Fernández, y el director del área de Internacional, Alberto González-Garcés, visitaron cinco universidades y centros de investigación del país latinoamericano. La valoración es muy positiva, ya que el proyecto de excelencia “sentó las bases para una colaboración intensa con todas las instituciones visitadas ya que en todos los casos se acordó iniciar de forma inmediata el proceso de elaboración y puesta en marcha efectiva de convenios de colaboración para proyectos de investigación conjuntos y, muy especialmente, en el reconocimiento mutuo de los programas de posgrado”.

Emilio Fernández destaca la acogida “muy positiva a nuestra propuesta” por su carácter eurorregional que une a Galicia con el norte de Portugal y por la agregación de universidades y centros de investigación. Este es uno de los puntos fuertes detectados por la delegación viguesa, junto con el programa de doctorado, “lo que nos indica que debemos seguir reforzándolo porque está teniendo muy buenas críticas”.

Los cinco objetivos mexicanos
El viaje a México comenzó en la universidad más grande de América Latina, la Autónoma de México, con más de 300.000 estudiantes y líder en la I+D+i que se disputa con la de Sao Paulo el puesto como primera universidad del cono sur. Fruto de la reunión con los representantes de la institución surge un convenio de colaboración entre el Campus do Mar y la UNAM para el intercambio de estudiantes de posgrado y de investigadores. Del mismo modo se acordó iniciar los trámites para el reconocimiento mutuo de los programas de doctorado de ambas instituciones, lo que permitirá que los estudiantes del programa del Campus do Mar puedan aprovechar las oportunidades de formación ofrecidas por la UNAM y viceversa. “Es muy importante”, destaca Fernández,”que establezcamos vías de comunicación que nos permitan dar a conocer las nuevas convocatorias, proyectos e iniciativas en estas instituciones y viceversa” y en este sentido el idioma y la cultura juegan “a nuestro favor”.

Tras esta primera visita y aún en Ciudad de México Fernández y González-Garcés se reunieron con responsables del Instituto Politécnico Nacional y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt), el organismo encargado de la financiación de la I+D+i, las becas y los intercambios. Bajo su tutela se encuentran 28 centros de investigación de referencia, dos de ellos objetivo del Campus do Mar, desde donde se mostraron muy interesados en el proyecto y afirmaron su disposición a concretar un convenio. A través del Conacyt se podrán habilitar líneas de financiación para la movilidad de investigadores una vez los centros se pongan de acuerdo con el Campus do Mar.

La siguiente parada fue en La Paz, ciudad en la que acordaron con la dirección del Centro de Investigación Biológica del Noroeste, “explorar las posibilidades de coordinación de los programas de doctorado de ambas instituciones y fomentar la interacción entre investigadores, principalmente en los campos del uso sostenible de recursos marinos. Esta visita sirvió también para conocer un importante programa de transferencia de resultados y de fomento de la cultura emprendedora, desde donde asesorará en el futuro a Campus do Mar en la posta en marcha de sus programas en esta área.

En la misma jornada el director del Campus do Mar y el responsable del área de Internacional, visitaron el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, dependiente del Instituto Politécnico y centrado en la investigación pesquera. En esta reunión se decidió iniciar “de forma inmediata” los trámites para la puesta en marcha de un convenio de intercambio de estudiantes de doctorado. Las últimas paradas fueron en el Centro de Investigación Científica y Estudios Superiores de Ensenada y en la Universidad Autónoma de Baja Caifornia.

China, el principal reto
Tras los tres viajes que llevaron a Emilio Fernández y a Alberto González-Garcés en los últimos meses por Brasil, China y México, el balance es “más que positivo”. En todas las instituciones visitadas se sentaron las bases para una colaboración, bien inmediata, con acuerdos ya firmados, bien a corto plazo, tras un proceso necesario de conocimiento mutuo.

Este último caso es el de China, el mayor reto de la singladura internacional, ya que se partía de un desconocimiento total y mutuo. “El objetivo ahora es darnos a conocer entre los investigadores chinos y conocerlos a ellos”, explica Fernández, y una manera de hacerlo será con estancias de investigadores y grupos en ambos países, invitaciones a conferencias y “mecanismos que tenemos que desarrollar” para comenzar a trabajar desde la base.

El caso de Brasil y de México fue mucho más sencillo, la cultura y el idioma ayudan, existiendo ya acuerdos y proyectos previos con algunas de las instituciones. El siguiente destino será Chile, en otoño. Pero el almanaque marca otra fecha importante, en primavera, cuando se prevé que representantes de las universidades y centros de los cuatro países objetivos se reúnan en Vigo en una reunión multilateral.