Nuevos talentos científicos visitan el Campus do Mar

28/06/2012
IMG_0662-723666

Más de un centenar de chicos y chicas de entre 14 y 16 años llegados de toda España participarán desde el próximo lunes y durante un mes en los cuatro turnos de una semana cada una en las que en su segunda edición se estructura el Campus Científico de Verano del Campus do Mar. Con unos expedientes académicos brillantes y un interés por la ciencia más que evidente, los estudiantes de 4º de ESO y 1º de Bachillerato, tendrán ocasión a lo largo de una semana de trabajar mano a mano en los laboratorios con grupos de investigación de la Universidade de Vigo, asistir la conferencias, participar en actividades de ocio e incluso realizar una excursión a Viana do Castelo. Justo el desplazamiento a la localidad lusa donde los estudiantes realizarán prácticas de campo en la playa y visitarán el buque hospital Gil Eannes es la principal novedad que este año introduce la iniciativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que ofertó 1800 plazas para un total de 16 universidades de todo el territorio nacional vinculadas a los Campus de Excelencia Internacional.

“El año pasado resultó muy bien y en general en esta segunda edición del Campus Científico de Verano de Campus do Mar se sigue una línea continuista”, explica Victoriano Urgorri, director del área de Proyección Social del campus, que sin embargo apunta a dos novedades determinadas por el Ministerio. La reducción de dos semanas de duración por turno a una, respecto al año pasado, es una de esas novedades de esta edición a la que se añade el significativo incremento de participantes que llegan a los 112 frente a los 60 de 2011. “El aumento en el número de estudiantes y la reducción de días de estancia no fue decisión de Campus do Mar, sino del Ministerio”, aclara Urgorri que señala que esta reorganización obligó a concentrar actividades eliminando alguna como la salida en el buque oceanográfico Mytilus u obradoiros de comunicación, divulgación y arte que se celebraron el año pasado.

El día a día en el campus de verano
Llegados de Andalucía, Madrid, Valencia o Euskadi, los estudiantes que participarán en el campus científico organizado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología en colaboración con la Fundación La Caixa, se distribuirán en grupos de 28 cada una de las cuatro semanas. Chicos y chicas se dividirán en grupos de siete para participar en los cuatro proyectos de acercamiento científico en los que trabajarán a lo largo de la semana y a través de los que se adentrarán de la mano del profesorado de la Universidade de Vigo en las bases de la oceanografía, la biología marina, los organismos moleculares o las tecnologías aplicadas al medio marino.

“La característica más destacada de estos estudiantes es su elevado expediente académico a lo que se suma un proceso de selección en el que compitieron más de 8000 estudiantes de toda España por 1800 plazas”, detalla Urgorri que asegura que “ya el año pasado quedó demostrado que son chicos y chicas por encima de la media y que tienen una especial sensibilidad por la ciencia”. La captación de talento está en la esencia de este Campus Científico de Verano que además de dar a conocer a los participantes y “posibles futuros estudiantes de Campus do Mar” esta iniciativa, también persigue según Urgorri “atraerlos hacia el estudio de ciencias y tecnologías del mar”.

Docentes “encantados” de participar
Hasta once grupos de investigación, serán los encargados de trabajar con los estudiantes durante las semanas que dure el campus. En laboratorios de los centros y escuelas, en la ECIMAT, Gradiant o CITEXVI, se sucederán las actividades dirigidas por unos profesores que aseguran sentirse “encantados” de participar de esta iniciativa. “Casi la totalidad de los docentes que tomaron parte el año pasado en el campus quisieron repetir una experiencia que les permite salir de su rutina habitual y conocer nuevos públicos”, explica el director del área de Proyección Social de Campus do Mar. El interés que mostraban los alumnos, así como el capacidad que tenían para asimilar lo que se le contaba, fueron dos de las características que coincidieron en señalar los docentes sobre su alumnado que incluso aseguraron tenía un nivel muy parejo a los estudiantes universitarios.

Fuente: DUVI