Campus do Mar muestra el corazón y el alma de los millones de personas que piden un Campus de Excelencia Internacional

19/10/2010

Reconocimiento del trabajo de cientos de personas a lo largo de muchos meses. Abierta reivindicación de un reconocimiento. Recordatorio de los pilares sobre los que asienta el proyecto, pero sobre todo puesta en valor de su corazón y de su alma. Durante los diez minutos que duró su exposición, el rector de la Universidade de Vigo, Salustiano Mato, trasladó a las más de trescientas personas que hoy se dieron cita en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la esencia del Campus do Mar, “el campus que el mar se merece”, dijo Mato, “un mar que habló y que lo hizo para decirnos que nos había elegido”.

En presencia de presidentes de comunidades autónomas y de una amplia representación de los sectores político, económico y social y de las restantes delegaciones de las 21 universidades que concurren a la convocatoria de Campus de Excelencia Internacional 2010, Mato recordó los apoyos conseguidos por un proyecto”multipaís, multicultural y plural” y aseguró que “hoy estamos aquí para decirles que queremos un Campus de Excelencia Internacional para Campus do Mar”.

Finalizada la presentación, la cuarta en una relación de 22 universidades que dio comienzo con las intervenciones del ministro de Educación y de la ministra de Ciencia e Innovación, tanto el rector como el resto de integrantes de la delegación viguesa, así como con el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez , expresaron su convencimiento en las posibilidades del proyecto de conseguir la calificación de Campus de Excelencia Internacional, así como su materialización en un proceso en el que según el rector “no se dará un paso atrás”.


El corazón y el alma del Campus do Mar

En un discurso articulado en dos partes enlazadas con un vídeo en el que se ponía de manifiesto el amplio apoyo conseguido por el Campus do Mar a lo largo de los últimos meses, Salustiano Mato incidió en las principales cifras de un proyecto en el que trabajarán más de 3100 investigadores, 23 instituciones y más de 1350 doctores. Asimismo recordó su objetivo de incrementar en un 10% la contratación entre empresa y agregación de I+D y destacó que la Escuela Internacional de Posgrado del Mar “pondrá especial enfoque en la atracción de talento procedente de América Latina y Asia y con un fuerte compromiso de cooperación para el desarrollo de África”.

Pero más allá de las cifras y de los socios que conforman el proyecto, Mato, descubrió hoy “el corazón y el alma del Campus do Mar que representa a la de millones de personas que apoyan, desean y piden un Campus de Excelencia Internacional”. En su intervención el rector de la Universidade de Vigo situó al mar como protagonista de una leyenda que corre en los últimos meses por Galicia y el Norte de Portugal y que afirma que “el mar habló y lo hizo para decirnos que nos había elegido. También se dice que los hombres lo escucharon. Yo creo que la leyenda es cierta y estoy aquí para traerles su voz. Y espero que ustedes también la escuchen”.

Partiendo de la convicción de que el gallego es un pueblo elegido por el mar, Mato recordó los siglos de relación entre el hombre y el mar y manifestó públicamente el compromiso de “seguir conociendo y aprendiendo del mar, a compartir lo aprendido y a acoger a todos aquellos que junto a nosotros quieran conquistar un futuro mejor”.


Convicción en un proyecto ganador

“Es un proyecto destinado a ganar”. Con esta palabras expresaba el alcalde de Vigo, Abel Caballero, una vez finalizada la intervención de Salustiano Mato, su confianza en las posibilidades de Campus do Mar de convertirse en Campus de Excelencia Internacional. “Seguro que no hay un proyecto con las características que atesora el Campus do Mar”, señaló refiriéndose en especial a su aval científico y apoyo social.

Por su parte el director del Instituto Español de Oceanografía, Eduardo Balguerías, destacó la gran coherencia del proyecto, asegurando que “es el único que tiene esta homogeneidad”. Balguerías, que incidió en la necesidad de seguir investigando el mar que definió como “la última frontera”, lamentó con ironía que un proyecto así “no se nos ocurriera antes”.

El conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, felicitó a las universidades de Vigo y Santiago por la presentación de sus respectivos proyectos que definió como “vitales” y manifestó su deseo y anhelo en que sean una realidad. “Si es con el sello de calidad bien”, dijo Vázquez “y si no, buscaremos medios”.

Los rectores de las universidades de Santiago de Compostela y A Coruña, promotores junto a la Universidade de Vigo, el CSIC y el IEO del proyecto de Campus do Mar manfiestaron su implicación con él. “Los socios estamos a muerte con el proyecto”, aseguró José María Barja, rector de la Universidade da Coruña para quien “si gana uno, ganamos todos”. Por su parte Juan Casares Long, rector de la Universidade de Santiago de Compostela, destacó la importante base científica de un proyecto que considera contribuirá “a hacer una Galicia mejor”.

Mientras el coordinador institucional en Galicia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Uxio Labarta, agradeció a la Universidade de Vigo el lanzamiento del Campus do Mar, al tiempo que destacó las posibilidades que se derivan de la puesta a disposición por parte de la Xunta de los terrenos de la ETEA.

Además de manifestar su convicción en las posibilidades del proyecto, el rector de la Universidade de Vigo, separó la decisión que sobre la calificación como Campus de Excelencia Internacional adoptará el Comité Internacional de Expertos del acuerdo que con Coalición Canaria y el Partido Nacionalista Vasco consiguió el Gobierno para la aprobación de los presupuestos de 2011. “Espero que no tenga que ver porque hay un comité externo apropiado para este contexto”, dijo el rector que reiteró que “queremos el reconocimiento para conseguir más velocidad en un proceso en el que no habrá un paso atrás”. La resolución del Comité Internacional de Expertos se hará pública el próximo jueves día 21.


Campus de Excelencia Internacional: un proyecto de estado

Como un “gran proyecto de estado y país y un gran estímulo” definió el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, el Campus de Excelencia Internacional que aseguró es “un gran éxito y esfuerzo de las universidades”. El ministro felicitó a todas las instituciones universitarias que concurrieron a la convocatoria de 2010, un total de 49, de las que 22 pasaron a la fase final. En su intervención en la apertura del acto de presentación de los proyectos, Gabilondo aprovechó para poner de manifiesto la necesaria conexión entre la sociedad y la universidad a la que refirió cómo “un factor determinante para el desarrollo local y autonómico”.

Por su parte la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, reivindicó el papel de la universidad en la transferencia de conocimiento al tiempo que abogó por vencer el aislamiento “mediante la agregación”. Tras aportar los detalles de las acreditaciones Severo Ochoa puestas en marcha por su departamento, la ministra afirmó que su cartera había quedado excluida del plan de acoplamiento del Gobierno que sí afectó a otras partidas presupuestarias. “Esto significa una apuesta del Gobierno que nos permitirá mantener los niveles de inversión en el Plan de I+D, priorizando el conocimiento y la innovación”, afirmó la ministra.

Por su parte el presidente del CSIC, Rafael Rodrigo y el secretario de Estado de Universidades, Màrius Rubiralta, abogaron por la especialización como medio para anclar a las universidades a su entorno al tiempo que aseguraron que a través de los CEI “estamos construyendo la nueva cartografía del conocimiento”.


22 aspirantes a la excelencia y algunas referencias al mar

Comenzando por la Universidade de Santiago de Compostela y finalizando con la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, una tras otra discurrieron sobre el escenario del salón principal de la sede del CSIC en la madrileña calle Serrano, los representantes de los 22 proyectos que aspiran a convertirse en Campus de Excelencia Internacional.

Campus Vida fue el primer proyecto en presentarse de la mano del rector de la USC, Juan Casares Long y del director del IDIS de la USC, Carlos Diéguez. Un proyecto que en la pasada convocatoria de los CEI consiguió la designación de campus regional y que en palabras de Casares aspira a ser “un referente global de las ciencias de la vida”.

Junto a la propuesta de Vigo, el Campus Atlántico Tricontinental de las universidades canarias de La Laguna y Las Palmas y el Campus Mare Nostrum de las universidades de Murcia y Cartagena, hacen referencia al mar en sus propuestas aunque compartiendo protagonismo con otras áreas del conocimiento como la astrofísica y la biomedicina en el caso de Canarias y la bioeconomía y las tecnologías sanitarias en el de Murcia.