O ministro de Educación afirma que “Galicia será distinta despois do Campus do Mar”

30/11/2010

La pasión y la ilusión con la que desde la Universidade de Vigo se está trabajando en el Campus de Excelencia hicieron que el ministro de Educación no dudase en afirmar que “Galicia será distinta después de este Campus do Mar, porque la potencialización, el bienestar investigador, la generación de conocimiento y su transferencia van a potenciar enormemente toda la Eurorregión y todo el país”.

Así lo aseguró tras reunirse con el Equipo de Gobierno primero, y luego con los promotores del campus, entre los que se encontraban responsables del IEO, CSIC y las universidades de A Coruña y Santiago junto con el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez y el alcalde de Vigo, Abel Caballero. Ante los medios de comunicación y tras conocer de primera mano el proyecto del Campus do Mar, el ministro expresó su “enorme satisfacción por la ilusión y la convicción con la que se comprometen los promotores a luchar, trabajar y vincular a las universidades e instituciones en este proyecto”.

Gabilondo se mostró sorprendido por la “mucha pasión” con la que se trabaja pero destacó que es momento de “ir austeramente tomando todas las decisiones que tenemos que tomar” para sacar adelante el Campus de Excelencia y se comprometió a agilizar todas las medidas relacionadas con el Gobierno portugués para que “ningún obstáculo administrativo ni burocrático impida el desarrollo de este proyecto”.

La potencialidad del transfronterizo
Justo la capacidad de crear alianzas entre ambos lados de la frontera fue una de las características del proyecto que quisieron poner en valor tanto el ministro de Educación como rector de la Universidade, Salustiano Mato. Tal y como se lo presentó el rector, este es “un proyecto de Galicia y el norte de Portugal, de España y Portugal, para hacer que en el 2015 la iniciativa se sitúe como referencia en Europa y en el mundo, queremos ser la Universidad del mar de Europa”.

En este sentido, Gabilondo destacó su capacidad de agregación y destacó que con uniones como esta se constata que el Ayuntamiento de Vigo, la Xunta de Galicia y el Gobierno de España “van juntos en la misma dirección, la dirección de un proyecto que compartimos con todas las instituciones” y que calificó de “extraordinario y muy singular”. Esta visión transfronteriza era una de las prioridades de la convocatoria del Campus de Excelencia Internacional ahora hecha realidad en el Campus do Mar. Salustiano Mato y Gabilondo coincidieron en remarcar que “aquí aparecen unidas las universidades y organismos portugueses y gallegos”, con una presencia y protagonismo enorme de ambas orillas del Miño y esta es “una posibilidad de enorme referencia, un lectura a nivel europeo, no sólo fronteriza y local”.

Con todo, el ministro explicó que estamos “en el inicio de una tarea, un compromiso y responsabilidad pública” y remarcó que con este Campus do Mar la Universidade de Vigo se presenta públicamente para “liderar un proceso con todas estas instituciones que dará como resultado un centro de excelencia internacional y de reconocimiento por sus investigaciones y su labor”.