Campus do Mar presenta diez técnicas que identifican las principales especies marinas comercializadas en Galicia

3/10/2013
Cristina Quelle presenta en Conxemar la cartera de patentes de Campus do Mar

Merluza, centolla, lagostinos, camarones, almejas y navajas son algunas de las especies marinas más comercializadas en Galicia pero a menudo son también objeto de fraude, sobre todo, cuando se convierten en subproductos comerciales elaborados en los que su identificación es mucho más compleja. Evitar estas estafas, tanto al consumidor como en la cadena de distribución, y garantizar el control de la calidad, etiquetado, origen geográfico y trazabilidad de las especias, son los objetivos prioritarios de la primera cartera de resultados de investigación del Campus do Mar, diez tecnologías innovadoras que hoy se presentaron “en sociedad” aprovechando la celebración en Vigo de la Feria Internacional de Productos del Mar Congelados, Conxemar, donde se dan cita empresas e instituciones de 36 países.

“Que mejor lugar para dar a conocer estas herramientas de identificación que en Conxemar donde se reúnen buena parte de las entidades, tanto públicas cómo privadas, relacionadas con la pesca y la gestión de los recursos pesqueros que pueden tener interés en este tipo de tecnologías”, subraya Cristina Quelle, coordinadora del área de Transferencia de Tecnología del Campus do Mar, que fue la encargada de hacer una breve introducción de una cartera de productos compuesta por diez patentes/resultados de investigación de las tres universidades gallegas, Instituto Español de Oceanografía y CSIC.

La presentación, que incluyó lo reparto de diferente material gráfico, tuvo lugar en el espacio institucional de la Xunta de Galicia en Conxemar “a donde fuimos invitados por la Consellaría de medio Rural y Mar”, destaca Quelle, que estuvo acompañada por parte de los autores de las patentes.

 

Lo que compramos, es de verdad merluza?

La importancia de la merluza en nuestros mercados no pasa desapercibida para los diferentes grupos de investigación de Campus do Mar y por eso tres de las patentes presentadas tienen esta especie como eje central. Las tres tienen sello vigués, dos fueron desarrolladas por el Grupo de Recursos Genéticos Marinos de la Universidade de Vigo y la otra por investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC.

Las dos patentes desarrolladas en la Universidade buscan la identificación de las diferentes especies de merluza, una centrada en la cadena alimentaria y, la otra, en productos elaborados, dos cuestiones de elevado interés ya que la identificación de las especies en los subprodutos comerciales se hace mucho más compleja tras los tratamientos térmicos, mecánicos y químicos a los que son sometidos por la industria.

España es el primero país productor de merluza europea pero con la entrada de nuevas especies en los mercados europeos es necesario ampliar el control del origen, autenticidad, calidad y el correcto etiquetado de las especies y productos procesados de la merluza. El procedimiento desarrollado por los investigadores vigueses detecta la presencia de merluza en una muestra de producto fresco, congelado y/o precocinado, en sus diversos formatos comerciales y facilita la posterior identificación genética inequívoca de la especie analizada.

 

Centollas, navajas, almejas, lagostinos y camarones “con patente propia”

Desarrollada por un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias del Mar, otra de las patentes presentadas se centra en la identificación rápida de la centolla europea del Atlántico frente a las demás especies, lo que permite su autentificación para la producción en acuicultura y el control e inspección de las importaciones, entre otros aspectos. Es otro de los ejemplos de especie comercial “con patente propia”, pero la lista es amplia e incluye otras especies como las navajas, las almejas, los lagostinos y camarones.

Además la cartera de resultados de investigación del Campus do Mar, incluye también el software Govocitos, una herramienta de fácil manejo que posibilita la estimación automatizada de fecundidad en pescados y que fue desarrollada por investigadores de las universidades de Vigo y Santiago de Compostela y del Instituto de Investigaciones Marinas.

Especificamente dirigidos a la industria transformadora de productos del mar, durante la presentación en Conxemar se presentaron también dos métodos de extracción de ADN de alta calidad, uno de carácter “universal”, “el más rápido de los existentes en la actualidad y también el más universal, ya que es aplicable a humanos, animales y plantas”, y otro específico para los moluscos bivalvos, ambos desarrollados por investigadores de la Universidade da Coruña.

 

Tecnología rápida, sencilla y a bajo coste

Entre las principales ventajas y aspectos innovadores de estas herramientas destacan el hecho de que son técnicas sencillas y de rápida ejecución y que se trata de tecnología a bajo coste, hasta el punto de que en alguno de los casos el precio puede reducirse hasta un 66% respecto a otros procedimientos similares.

La industria de la pesca, los laboratorios de control e inspección de calidad alimentaria, la administración de gestión de pesquerías, organizaciones de consumidores y los laboratorios de tecnología alimentaria se sitúan entre los posibles usuarios de estas nuevas herramientas tecnológicas.

 

Acercar las invenciones al mercado

Entre los asistentes a la presentación estaba también la directora de la Oficina de I+D de la Universidade de Vigo, Ángeles López, que mostró su deseo de que se puedan ir incorporando más productos a esta cartera para intentar transferirlos a la sociedad. También incidió en la importancia de que las investigaciones lleguen al mercado a investigadora de la USC, Eva Cernadas, que subrayó que “sí se invierten fondos públicos en hacer algo que se necesitaba es interesante que se emplee y que no quede ahí como muchos otros productos de la investigación”.

Con respeto a la inicitiva de la cartera de patentes de Campus do Mar, tanto López como Cernadas coincidieron en que se trata “de una magnífica manera de dar a conocer los trabajos de los grupos de investigación que se están desarrollando en Campus do Mar y una buena forma de dar salida en el mercado a estas invenciones”.

Fuente: DUVI /Campus do Mar