Nuevos incentivos fiscales para asegurar el futuro del naval

2/12/2013
Xornadas sobre o Réxime Tributario de Incentivos ao Sector Naval - Campus do Mar

El sector naval gallego en particular y el español en general, viven momentos complicados derivados, no tanto, de la modificación ejecutada en el año 2012 por la Comisión Europea del sistema de incentivos fiscales, como de la prohibición por parte de la propia Comisión de la aplicación del tax lease, la subvención basada en una amortización anticipada de los buques antes de comenzar su vida útil aplicada entre los años 2002 y 2011. La medida adoptada por la Comisión a instancia de las denuncias presentadas por Holanda ha provocado, a pesar de la existencia de un nuevo sistema de incentivos fiscales, una enorme incertidumbre en el sector que se traduce en una significativa caída de la producción. Con el objetivo de arrojar algo de luz en este convulso panorama desde hoy y hasta este martes la Facultad de Ciencias Jurídicas y del Trabajo de la Universidade de Vigo acoge las Jornadas sobre el Régimen Tributario de Incentivos al Sector Naval, una iniciativa del área de Derecho Financiero y Tributario y el decanato de la Facultad en colaboración con Campus do Mar y en las que tomarán parte destacados expertos del ámbito del Derecho Financiero para abordar cuestiones como las ayudas del Estado, los beneficios fiscales en el tax lease, el nuevo régimen tributario o el futuro del sector naval.

“Estamos hablando de un sector estratégico para la economía gallega”, señala la decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y del Trabajo, Ana María Pita que incide en la importancia de “analizar el futuro a partir de la nueva normativa aprobada por la Comisión Europea”. En la inauguración de las jornadas en las junto a la decana participaron la conselleira de Facenda, Elena Muñoz; el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Ignacio López Chaves y el rector de la Universidade de Vigo, Salustiano Mato, Pita incidió en la necesidad de que las administraciones “velen por los intereses del país y defiendan el sector naval”.

Por su parte el rector, Salustiano Mato, exhortó a los investigadores del ámbito del derecho tributario a “profundizar en las razones de los problemas del antiguo tax lease, como un medio para que el sector recupere la credibilidad y también para ahorrar en la devolución de las ayudas”. Para Mato la diversificación es un factor claro para el futuro del sector que también debe apostar por la I+D para competir con los países asiáticos.

 

Una nueva regulación para apoyar al sector

En su intervención en la inauguración de las jornadas, la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, puso el acento en la existencia de un nuevo marco de incentivos fiscales, que manifestó, espera que se consolide “como una herramienta de apoyo al sector” del que recordó su capacidad y al que animó a recuperarse de la bajada de contratos experimentada en los últimos años, asegurando así el futuro. Muñoz que considera los problemas derivados del antiguo sistema de tax lease como de “configuración”, aludíó “a la práctica paralización de la industria naval gallega “, generada por la decisión de la Comisión Europea.

Para la titular de Hacienda el nuevo sistema de tax leas e debe confirmarse como “un pilar” de la economía gallega que considera debe combinar los aspectos recaudador e incentivador en sectores como el naval.

 

Portuario y naval, sectores comunicantes

Desde su responsabilidad como presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Ignacio López Chaves, trazó en la inauguración de las jornadas un detallado perfil de la importancia del puerto y su estrecha relación con el sector naval en Vigo. En un sector afectado por la crisis lo que queda patente en la confirmación de que Europa en el año 2011 sólo retuvo un 5% de la contratación mundial de la construcción naval, López Chaves incidió en la importancia de la especialización, citando como caso concreto el de la construcción de megayates, y también en la implantación de medidas de bonificación fiscal.

En el caso concreto de Vigo, el presidente de la Autoridad Portuaria, señaló que pese a la complicada situación que atraviesa el sector, la terminal viguesa fue capaz en 2011 de exportar buques por valor de 902 millones de euros. Una noticia positiva que López Chaves sumó a la confirmación de la entrada de Pemex en el accionariado del astillero Barreras, hecho que calificó de “excelente”. y que considera “marca un punto de inflexión”.

Fuente: DUVI