Débora Iglesias: “El Campus do Mar es una apuesta visionaria para Vigo”

24/02/2011

El agua de los océanos se acidifica o, lo que es lo mismo, disminuye su PH debido en gran parte al CO2 que los humanos emitimos a la atmósfera y que acaba siendo absorbida por los mares y por todos aquellos organismos que viven en él. “Lo que aún es una incógnita es saber de que manera la vida marina se va a adaptar a la tasa de acidificación más elevada que la tierra experimentó en los últimos 50 millones de años” subrayó la bióloga Débora Iglesias, en la primera ponencia del ciclo de conferencias del Campus do Mar, una cita mensual que echó hoy a andar en la Facultad de Ciencias del Mar y que acercará la visión de expertos mundiales en diferentes campos de las ciencias y las tecnologías marinas.

Para inaugurar el ciclo que mejor que una viguesa líder de uno de los grupos de investigación del Centro Nacional de Oceanografía de Southampton, al sur de Inglaterra, y que hoy está considerada una de las mayores expertas en el proceso de acidificación de los océanos, tema en el que centró su intervención. Hablando “de lo que sabemos y no sabemos”, ilustró a alumnado y profesorado sobre el efecto en calcificadores y acercó algunos enfoques “interesantes” para avanzar nuestro conocimiento sobre causas, efectos y mitigación de este fenómeno.

Según expuso, a través de una vídeoconferencia, la acidificación de los océanos puede ser originada por causas naturales o por actividades humanas como es el caso del Antropoceno, el período de continuas y aceleradas emisiones de CO2 durante los últimos 220 años. “Durante este tiempo los océanos fueron absorbiendo un tercio de las emisiones que producimos los humanos”, subrayó la doctora viguesa, al tiempo que hizo hincapié en el papel fundamental que juegan los animales y plantas marinas a través de lo que denominó “bomba biológica”.

Campus do Mar y Galicia
Respecto al proyecto Campus do Mar, Iglesias no dudó en referirse a él cómo “una apuesta visionaria para Vigo”, destacando el enorme potencial con el que cuenta Galicia en este ámbito ya que combina la experiencia de la universidad, las instituciones de investigación y la propia industria. “Sin duda contribuirá a continuar el desarrollo de la investigación marina en Galicia y conectará científicos no solo de Galicia y Portugal, sino también del resto del mundo”, subrayó desde Southampton.

Según su opinión, Galicia vive un momento único para “poner su sello en el mapa mundial de la ciencia y tecnología marina”, ya que se trata del único lugar con un pasado y un presente marítimo tan importante y situado geográficamente en una posición ideal para obtener el mayor potencial de sus recursos, a lo que añadió que es un proyecto muy “atractivo” para cualquier investigador interesado en ciencia relacionada con los océanos “y lo que es muy importante, una excelente herramienta para retener el talento en nuestro territorio”.

Más de 20 años en el exterior
Precisamente, respecto a la ida y vuelta de talentos o “cerebros” Iglesias recordó para el DUVI cuando llegó al Reino Unido con una bolsa del British Council “con mucha ilusión por conocer nuevas formas de trabajar y nuevas culturas” y después fueron saliendo proyectos y oportunidades en varios sitios en el Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. “La investigación en Galicia era muy diferente a la dinámica que observé en los últimos años, pues a pesar de la crisis este es un gran momento en lo que se refiere a la visión, ideas y capital humano en el ámbito de la investigación gallega”, subrayó.

En cuanto a su experiencia de ya más de veinte años en el exterior subraya que lo más positivo fue entender otras culturas y sumergirse en otras lenguas, aprender a crear su “nicho” de investigación y aprovechar las oportunidades de realizar experimentos muy ambiciosos pero con potencial. “Aún me siento la persona más afortunada del mundo cuando viajo a la Antártida, el Ártico, las Islas Aleutianas y a otros lugares remotos que tuve la oportunidad de conocer”, indicó, si bien “lo menos positivo es vivir lejos de mi familia y de los amigos de Galicia”.

DUVI