Los alumnos del programa EMPREAMAR, preparados parar echarse al mar

16/05/2014
Entrega diplomas EMPREAMAR GAC4

Comenzaron su formación en el mes de febrero. Ahora, tras tres meses de docencia y tutorización de la mano del Campus do Mar, los participantes en el programa de emprendimiento Empreamar están listos para preparar sus proyectos de negocio ligados al mar y convertirlos en una realidad. Este jueves recibieron en Noia sus diplomas acreditativos de manos del director del Campus do Mar, Emilio Fernández; de la gerente del Grupo de Acción Costeira 4, Manuela Oviedo; del alcalde de Porto do Son, Luis Oujo y de la teniente de alcalde de Carnota, Mercedes Díaz.

Los ayuntamientos de Carnota y Porto do Son acogieron la formación durante estos meses, en una iniciativa puesta en marcha por el Campus do Mar y el Grupo de Acción Costeira Seno de Corcubión-Fisterra-Ría de Muros y Noia, y destinada a los vecinos de esta zona. El objetivo es fomentar el emprendimiento en el campo marino, poniendo en marcha nuevas iniciativas empresariales que aprovechen de manera sostenible la gran cantidad de recursos que ofrece el mar para generar valor económico y social en el ámbito territorial de actuación de este GAC.

Las autoridades felicitaron a los alumnos y alumnas por haber superado el curso y los animaron a seguir adelante con su idea de empresarial, ya que ahora estos emprendedores deberán seguir trabajando para convertir sus proyectos en una realidad de negocio. La finalidad de este programa es buscare en el sector marino oportunidades más allá de la pesca y el marisqueo, apostando por la innovación, la diversificación y la sostenibilidade. El director del Campus del Mar, Emilio Fernández, convidounos también a acercarse a las universidades gallegas a través del Campus del Mar, en un acto que tuvo lugar en la sed del GAC4 en Noia.

Los participantes recibieron los últimos consejos de manos de los promotores de dos iniciativas emprendedoras vinculadas al mar y desarrolladas con éxito en ese entorno. Por una parte, conocieron la experiencia de un grupo de mariscadoras de Cambados que puso en marcha Guimatur, una empresa que lleva diez años organizando rutas para mostrar la escolares y turistas los trabajos tradicionales que se hacen en torno al mar y poner así en valor el patrimonio marinero de la zona y valorizar la profesión de mariscadora. El segundo ejemplo de éxito fue Nasas Meramar, que lleva cerca de un año en funcionamiento en el puerto de Lira, en Carnota. Se trata de un taller de aparatos de pesca, complementado con una tienda de efectos navales en el que los clientes pueden ver in situ como trabajan las redeiras. Esta iniciativa, promovida por tres socias fue financiada en la convocatoria de los proyectos GAC del pasado año. Y es que en Empreamar los participantes recibieron también formación específica para la solicitud de proyectos a las convocatorias de los GAC. Los representantes de las empresas animaron a los participantes a que luchen por su idea, que se “asesoren con gente que entiende” para confirmar que la iniciativa que tienen en mente es viable y, de serlo, que vayan adelante con ella y que “trabajen, trabajen y trabajen”. Con estas exposiciones complementaron la visita que el miércoles hicieron a la empresa Benboa de Corrubedo.

 

Comienza la fase de incubación

En esta primera etapa, eminentemente didáctica, los participantes recibieron formación sobre maduración de proyectos, análisis de viabilidad, estrategias de comunicación y presentación pública de la idea de negocio, posicionamento en las redes sociales, estrategia de marca personal/profesional y márketing de la idea de negocio. En la segunda fase estuvieron en contacto directo con emprendedores y empresarios que les mostraron casos de éxito. Arranca ahora para ellos la última fase, en la que se seleccionan los proyectos emprendedores con más potencial para instalarse durante un año en las pre-incubadoras de estos dos ayuntamientos, momento tras el cual las nuevas empresas deberán dar su salto definitivo al mercado. Eso será en abril de 2015. Entre tanto, los elegidos podrán desarrollar y madurar su proyecto en estos espacios y recibirán el asesoramento científico-técnico y de emprendimiento que su idea de negocio requiera para convertirse en una realidad y llegar al mercado. Para esto contarán, a través del Campus do Mar, con el apoyo de expertos universitarios en los campos relacionados con cada una de las empresas para solucionar cualquier duda que tengan.