Los cuatro ex-rectores de la Universidade de Vigo se embarcan en la singladura del Campus do Mar

22/06/2011

Un proyecto común y cooperativo como el Campus do Mar necesita de la implicación de todos los sectores y campos de la comunidad universitaria e investigadora. Buena muestra de este espíritu integrador es el nombramiento de los cuatro ex-rectores de la Universidade de Vigo como delegados en el Campus do Mar, los embajadores de la institución en este proyecto de excelencia. La idea parte del Consejo Rector del proyecto con el fin “de promover la participación de personas de prestigio y talento de las diferentes instituciones, aprovechando su experiencia y buen saber y, en este caso, siendo parte de la historia de esta Universidad”, como explicó el rector, Salustiano Mato.

Con este nombramiento Luis Espada, José Antonio Rodríguez Vázquez, Domingo Docampo y Alberto Gago transforman en un cargo de responsabilidad su apoyo al Campus do Mar que ya venían explicitando desde el comienzo de la singladura de este proyecto de excelencia.

Luis Espada, a un lado del entorno
El primer rector de la Universidade de Vigo, Luis Espada Recarey, tendrá como responsabilidad la Proyección Social del Campus do Mar en el entorno, un encargo que, según Salustiano Mato se adapta a la perfección “a la capacidad de Espada de sumergirse con el entorno y con la ciudadanía”. El catedrático ejercerá de puente entre el Campus y la sociedad impulsando y estableciendo nuevas relaciones de cooperación y actividades de difusión que comenzarán con la creación de un club de amigos del Campus do Mar. El actual defensor del Ciudadano de Vigo mostró sobre todo “ilusión por este encargo”, ilusión por el futuro y por trabajar “en dos parámetros, el de cada uno de nosotros y el de cooperación entre todos”. En su intervención Espada Recarey citó a Ortega y Gasset para referirse a un futuro con ilusión, “porque sin ella no hay universidad”. Parafraseando también a Goethe remarcó el gran potencial del Campus do Mar, porque “lo más importante no es lo que brilla, sino lo que hace que brille, la sustancia que mueve el Campus do Mar”.

J.A. Rodríguez Vázquez, en la búsqueda de jóvenes talentos
José Antonio Rodríguez Vázquez será el encargado de la captación de talento, uno de los pilares del proyecto, para lo cual desarrollará un trabajo de difusión y divulgación atrayendo hacia el Campus do Mar a los investigadores del futuro. Mato explicó en su presentación que la idea es presentar el campus de excelencia “como una oportunidad” acercándose al estudiantado de Bachillerato y FP. El nuevo delegado incidió en la potencialidad del mar, “la última frontera de la humanidad” que abre infinitas puertas de investigación e innovación para las jóvenes generaciones, “para aquellos mejor preparados y con mejor formación”. Energía, alimentación, agua y tratamiento de enfermedades se presentan como los retos a superar para que el mar sea la fuente de bienestar de la humanidad y, para eso, “se requiere potencial humano y un entorno de apoyo que abarca a toda la sociedad”, explicaba Rodríguez Vázquez. El delegado para Captación de Talento Joven adelantó que ya tiene “medidas listas para ponerlas en marcha, que nos permitan competir con los mejores” y recordó que entre “esos mejores” están Estados Unidos, Alemania y Japón, países que cobijan el 90% de las patentes mundiales relacionadas con el campo marino.

El Campus Digital del Mar, bajo la batuta de punta en blanco Docampo
El Campus Digital del Mar, como explicaba Salustiano Mato, dentro del entramado del modelo de gobernanza aglutina a las instituciones promotoras junto con agentes públicos y privados alrededor de las nuevas tecnologías. Al frente del mismo estará Domingo Docampo “con la vista puesta en un norte, el Campus do Mar, que va a señalar el rumbo para todos los profesores”, como él mismo explicaba. Docampo se refirió al compromiso de todos los rectores de la Universidad con este proyecto desde su comienzo “alineando nuestros intereses con los de la institución”.

El Campus Digital del Mar supone la creación de un espacio digital que derribe fronteras espaciales y distancias territoriales de un proyecto transfronterizo. Bajo su paraguas se prestarán servicios digitales como plataformas e-learning, e-colaboración, redes sociales educativas, tecnologías de video sobre internet, WebTv, etc. Para todo esto Docampo insistió en la importancia de apoyarse en el conocimiento y experiencia previa acumulada en la propia Universidad.

Alberto Gago para la cooperación para el desarrollo
Por encima de sus tareas en la cooperación internacional para el desarrollo, Alberto Gago destacó la importancia de la imagen, de los cuatro ex-rectores y del actual unidos a favor de un proyecto que “va a marcar el futuro de la Universidade de Vigo en los próximos 20 años y con el que tenemos la posibilidad de dar un salto enorme de calidad. Para eso tenemos que estar todos junto en esto”.

En lo que respecta a su campo de trabajo como delegado del rector, Alberto Gago explicó que trabajará estrechamente con Alberto González-Garcés en el campo de la internacionalización, unas de las líneas estratégicas del Campus do Mar. La idea es crear un programa que permita transferir el conocimiento y capacidades generadas no solo al entorno, sino también a países en vías de desarrollo, ayudando en su crecimiento. Entre los campos preferenciales, la gestión costera, los recursos de la pesca, las energías renovables como la mareomotriz o las TIC. Para todo ello, Gago apuesta por la docencia digital, “para lo cual será de especial utilidad el Campus Digital del Mar”. El profesor Gago articulará y coordinará este programa que formulará proyectos específicos de cooperación principalmente en África y América Latina, promocionará el desarrollo de redes de cooperación interuniversitaria, empresarial e institucional, e identificará nuevas fuentes de financiación, siempre en conexión con los diferentes agentes económicos implicados en el Campus do Mar.

En breve, el Consejo Rector del Campus do Mar se reunirá para seguir desarrollando la gobernanza con la constitución de las comisiones ejecutivas de cada la área, el tercer nivel de esta estructura organizativa que, en nueve meses de vida como Campus de Excelencia Internacional ya tiene recaudados 9 millones de euros.

DUVI