Nueva tesis presentada en el programa de doctorado DO*MAR

10/02/2016
leticia_bas

Leticia Bas Ventín se convertirá el próximo viernes en una nueva doctora del programa de doctorado en Ciencia, Tecnología y Gestión del Mar (DO*MAR). La investigadora defenderá su tesis “Hacia la integración del capital natural en la planificación marino-costera a través de procesos participativos: el caso de las praderas marinas” a las 12:00 en la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Laborales de la Universidade de Santiago de Compostela.

El trabajo de Leticia Bas ha sido codirigido por Sebastián Villasante (USC) y Jesús Souza Troncoso (UVigo). El tribunal está formado por Elsa Vázquez Otero (Universidade de Vigo), Ana Lillebo (Universidade de Aveiro), Jose Luis Sánchez (Universidad de Alicante), Manel Antelo (Universidad de Santiago de Compostela) y Jacobo Feás (Universidad de Santiago de Compostela).

Las interacciones entre las praderas marinas y las actividades humanas desde distintas dimensiones

En esta tesis doctoral se investigan las dimensiones ecológica, social e institucional de las interacciones entre las praderas marinas y las actividades humanas en el espacio Red Natura 2000 de la Ensenada de San Simón (Galicia). A través de un enfoque multidisciplinar en el que se combina la realización de un inventario biológico con el desarrollo de procesos participativos se obtiene información espacial y contextual clave sobre cómo, dónde y por qué los usuarios marinos interactúan con las praderas marinas, así como la manera en que son consideradas en la formulación e implementación de políticas.

En esta investigación e demuestra que las interacciones entre praderas marinas y actividades humanas envuelven un amplio rango de sinergias y conflictos. Las praderas marinas tienen un papel importante en el mantenimiento de pesquerías lo que repercute en el bienestar de la población local. Sin embargo, también se detecta una situación conflictiva en relación a la actividad marisquera. Por un lado, la presencia de praderas marinas puede contribuir positivamente a la productividad de los bancos marisqueros, aunque por otro lado un modelo de explotación basado en la transformación del espacio marino supone una amenaza para la preservación de estas fanerógamas. Además, se detecta una situación de conflicto de intereses entre las regulaciones y planificaciones que promueven la conservación de los valores naturales y aquellas que regulan la explotación de los recursos pesqueros y marisqueros. También se evidencia que generalmente las praderas marinas quedan al margen de la toma de decisiones en la gestión del medio marino.

El mapeo participativo de las praderas marinas y las actividades humanas muestra como las interacciones entre actividades y praderas marinas varía dependiendo de su distribución. Comprender las dinámicas espaciales en el uso del mar es clave no solo en cuando a la localización de problemas y recursos, también es fundamental en el diseño de medidas más realistas. Se demuestra que para alcanzar un sistema de gestión más sostenible es necesario desarrollar procesos participativos exploratorios con los que identificar la naturaleza multifuncional de las praderas marinas. El conocimiento local sobre valores, aspiraciones y uso espacial de los recursos marinos favorecerá el diseño de medidas de gestión adaptadas a la complejidad con la que los humanos interaccionan con las praderas marinas.