“Queremos proporcionar la mejor formación posible a las futuras generaciones de investigadores en el ámbito marino con el programa DO*MAR”

20/11/2012
DSC06290

Hasta el 80% de las especies de pesca primaria del mundo son explotadas más allá de su capacidad de captura o al límite de esta, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP). En consecuencia, las presiones sobre las poblaciones de gran valor comercial como la sardina, la anchoa o la caballa que desempeñan un papel clave en las cadenas tróficas marinas, son cada vez más insostenibles.

En este sentido, mantener las poblaciones explotadas en niveles saludables y, a la vez, conseguir que las pesquerías que las explotan sean económicamente rentables es el reto de la gestión pesquera y el objetivo de muchos investigadores como Begoña Santos Vázquez, miembro de la Comisión Académica del recién inaugurado programa de doctorado del Campus do Mar (DO*MAR) y Coordinadora de 2 de sus cursos. Además, Begoña es Miembro de la Comisión de Docencia y Captación de Talento del Campus do Mar e investigadora del Centro Oceanográfico de Vigo del Instituto Español de Oceanografía (IEO). Nacida en la villa marinera de Baiona y procedente de una familia relacionada con el mar, desde muy pequeña sintió una fuerte vinculación con el ámbito marino al que ha dedicado su carrera investigadora. Su inquietud y pasión por el estudio de estos ecosistemas la han impulsado hacia diferentes proyectos y experiencias, como la estancia que actualmente realiza en la Universidad de Aberdeen (Escocia), a través de una beca de movilidad promovida por el Campus do Mar. 

Pregunta (P).- Sus investigaciones se centran en el estudio de la comunidad formada por los peces pelágicos, aquellos que habitan en la parte superficial o en profundidades medias de la columna de agua, sin depender del fondo, ¿qué especies componen este ecosistema y por qué es tan importante su estudio?
Respuesta (R).-  Existen muchas especies de peces pelágicos, algunas de gran interés comercial y de sobra conocidas como la sardina, anchoa, caballa, arenque, etc. Estas especies también se denominan con frecuencia “especies forraje” ya que sirven de alimento a otras especies marinas como los cetáceos, las aves y grandes peces como los atunes. Constituyen un eslabón central en las cadenas tróficas marinas entre niveles tróficos más bajos -el zooplancton del que se alimentan- y los grandes y medianos depredadores, de ahí su importancia para el ecosistema marino en general, además de su interés puramente económico como objetivo de varias pesquerías.

(P).- El equipo del que forma parte, constituido por 15 personas, tiene en marcha varias líneas de investigación cuyo objetivo se centra en el estudio integrado del ecosistema pelágico de las aguas de la plataforma del norte y noroeste peninsular…
(R).- Llevamos a cabo campañas anuales, denominadas PELACUS, para obtener estimas de abundancia de las principales especies de peces pelágicos por métodos acústicos, investigar sus asociaciones y cómo comparten el medio, profundizar en el conocimiento de su biología y ecología, y obtener información del uso de hábitat de sus depredadores (cetáceos y aves marinas). Asimismo, desarrollamos proyectos estructurales del IEO como BIOPEL, para profundizar en el conocimiento de su biología (crecimiento, reproducción, edad, etc.); ECOPEL, para el estudio de la ecología de las especies y sus relaciones con el medio ambiente y; MME, para el estudio de los mamíferos marinos y sus relaciones con el ecosistema, además de varios proyectos de financiación europea, nacional y regional. Otra de nuestras líneas de investigación es la influencia de las condiciones oceanográficas sobre estas especies con el objetivo de mejorar nuestra comprensión de los factores que pueden estar afectando a su crecimiento y abundancia. Nuestro objetivo final es intentar asegurar, mediante una mejora del conocimiento de todos estos aspectos, la salud del medio marino y un uso sostenible de sus recursos vivos.

(P).- A través del estudio de la distribución de estos peces y mamíferos, su relación con el medio ambiente y de otros componentes de la comunidad pelágica, se han obtenido datos sobre el impacto del cambio climático en este ecosistema, ¿de qué manera se ven afectados estos hábitats y qué efectos puede tener sobre las pesquerías?
(R).-  Estas especies poseen unas características en su ciclo vital que las hacen muy sensibles a cambios en las condiciones oceanográficas; tienen un ciclo de vida corta, un crecimiento muy rápido y producen una gran cantidad de huevos de modo sincronizado que quedan a merced de las corrientes y de los depredadores, por tanto, sólo una pequeña parte encuentra las condiciones favorables para convertirse en adultos.

A lo largo de la historia de su explotación se observan grandes oscilaciones en sus poblaciones que han repercutido de modo notable en las pesquerías y en las poblaciones de algunos depredadores. Si las condiciones son las adecuadas para estas etapas tempranas (huevos, larvas y juveniles) un número elevado de individuos sobrevivirán y pasarán a formar parte de la población que puede ser explotada comercialmente (buenos reclutamientos). Sin embargo, todavía resulta difícil separar los efectos sobre estas poblaciones de la variación medioambiental a escala local y a corto plazo por un lado y, por otro, del cambio climático a escala global y los impactos antropogénicos, como la mortalidad causada por la pesca.

(P).- Asimismo, ¿en qué medida afecta la actividad de las pesquerías a las poblaciones pelágicas?
 (R).-  A pesar de que el efecto del medio ambiente es muy importante para las fases tempranas del ciclo vital, la población de peces adultos es la responsable de producir los huevos que permitirán reponer los individuos que mueren por diversas causas (explotación, depredadores, enfermedad, etc.). Si los juveniles no alcanzan la madurez y los peces adultos desaparecen por la sobrexplotación pesquera, disminuye la capacidad de la población para recuperarse de condiciones ambientales desfavorables. La estrategia que han desarrollado estas especies, producir un gran número de huevos durante un período de puesta más o menos largo, intenta maximizar la probabilidad de que, por lo menos, una parte de la nueva generación pueda sobrevivir en un ambiente muy hostil. La disminución de la población adulta y la de juveniles que no han tenido tiempo de reproducirse todavía reduce la probabilidad de supervivencia de nuevas generaciones y el retorno económico de estas pesquerías.

(P).- La actividad pesquera es uno de los motores económicos de Galicia, sus estudios contribuyen a determinar las cuotas pesqueras de las especies comerciales más representativas. En esta línea, el Proyecto europeo MYFISH, en el que participa, trata de analizar las consecuencias de la implementación de las políticas pesqueras europeas, asociadas a la consecución del rendimiento máximo sostenible (RMS). ¿En qué consiste el RMS?
 (R).-  El Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) es la captura máxima que puede extraerse de una población año tras año de modo sostenible, es decir, sin poner en peligro su capacidad de regeneración futura. En la práctica surge del reconocimiento de la necesidad de intentar asegurar la sostenibilidad de las pesquerías a largo plazo y del fracaso, en cierto modo, de la gestión tradicional basada en un sistema de totales admisibles de capturas (TACs) y cuotas para mantener un porcentaje determinado de la población. Más allá de la explotación comercial, este enfoque tradicional no considera otros factores, que pueden estar afectando a la población, tales como las relaciones con otras especies y con el medio ambiente.

El concepto de Rendimiento Máximo Sostenible pretende tener en cuenta que, siguiendo el funcionamiento de la variación de los precios en los mercados de las especies explotadas,  el RMS desde el punto de vista económico podría ser menor que el RMS biológico, con la posibilidad de que una menor captura pudiese obtener un retorno económico más elevado.  Además, el concepto de sostenibilidad implica que situaciones económicas y sociales negativas sean evitadas, en la medida de lo posible, pero sin poner en peligro la conservación de la población. En este sentido, MYFISH tiene como objetivo estudiar el efecto de los diferentes factores (ecológicos, sociales y económicos) en las poblaciones explotadas y en la industria pesquera, y contribuir al diseño de un marco operacional para la aplicación en la gestión pesquera.

(P).- Algunas políticas aplicadas están siendo muy restrictivas con los totales admisibles de capturas (TACs) y cuotas pesqueras, por lo que responsables de este sector podrían considerarlas como una amenaza para su futuro, ¿existe riesgo para el sector pesquero gallego si se aplican políticas más restrictivas?
(R).-  El problema principal con el que nos encontramos es que muchos de los stocks en aguas europeas están siendo explotados por encima de niveles que garanticen la viabilidad de las poblaciones. Por eso, el riesgo más grande para el sector es seguir pescando como si no existiese un  problema, como ha pasado en otras regiones del mundo (por ejemplo en el caso de la pesquería del  bacalao en el Atlántico noroeste). Los colapsos de las pesquerías, que son un riesgo real, necesitan ser evitados a toda costa.

Para intentar garantizar una explotación continuada, se han planteado medidas que reduzcan la presión pesquera mediante la disminución del esfuerzo que es la intensidad de las operaciones de pesca. Este es el caso de los  Planes de Recuperación de la merluza y cigala  en nuestras aguas. La implementación de estas medidas puede presentar dificultades dependiendo del tipo de pesquería. Por ejemplo, en mixtas, aquellas que capturan varias especies, donde las medidas de gestión son especialmente complicadas de aplicar.

(P).- ¿Cómo podemos mejorar la relación con los armadores para hacerlos partícipes de estos objetivos de los que depende también su futuro?
(R).-  Por supuesto que la relación con los armadores es esencial en este proceso si queremos que cualquier medida de protección de las especies, y del medio de vida de mucha gente en nuestras costas, tenga éxito. Lo importante es trabajar en conjunto para proteger recursos, estabilizar las capturas y, de este modo, asegurar un mejor rendimiento a largo plazo de los recursos pesqueros. Asegurar su colaboración y participación en el proceso es muy importante.

(P).- Actualmente se encuentra en la Universidad de Aberdeen (Escocia) realizando una estancia, a través de una beca de movilidad impulsada por el Campus do Mar, ¿podría explicar en qué consiste?
(R).-  El proyecto que estoy realizando tiene como objetivo el aprendizaje de técnicas para el futuro desarrollo de un modelo de ecosistema en aguas gallegas. Para ello, contamos con un software libre de modelado de ecosistemas que recopila diferentes aplicaciones, Ecopath with Ecosim (EwE), y un modelo para la región de Moray Firth (costa Nororiental de Escocia), recientemente desarrollado en la Universidad de Aberdeen.

Mi primera tarea será la modificación de este modelo, mediante la inclusión de la información disponible sobre la abundancia, dieta y requerimientos energéticos de las principales especies de cetáceos en el área. Con esta información, el modelo podrá utilizarse para estudiar el papel ecológico de estas especies en el área y cuantificar su competencia por los recursos con las pesquerías, además de mejorar las estimaciones de mortalidad natural empleadas en la actualidad en los modelos de evaluación de las especies comerciales.

(P).- En estos momentos, ¿por qué es importante promover vínculos con Escocia y participar en proyectos que implican la colaboración de varios países?
(R).- El establecimiento de vínculos entre iniciativas como la Marine Alliance for Science and Technology Scotland (MASTS) -iniciativa similar al Campus do Mar para facilitar la coordinación estratégica de las ciencias marinas y la investigación en Escocia que consta de 9 instituciones escocesas, entre las que se encuentra la Universidad de Aberdeen- y el Campus do Mar, pretenden aumentar nuestra capacidad para abordar problemas de gran escala científica, mejorar el apoyo a la creación de riqueza, apoyar la ordenación del medio marino, así como contribuir al conocimiento y comprensión de su problemática entre el público.

El tipo de vínculos a establecer, en un principio, consistirán en explorar las posibilidades de desarrollar un programa de colaboración en la formación de los alumnos, tanto de licenciatura como de postgrado, y colaborar en iniciativas como las Redes de Formación Marie Curie.

(P).- En este sentido, ha recibido apoyo del Campus do Mar para la preparación de la solicitud a esta Red de Formación Marie Curie, cuyo objetivo es proporcionar financiación y formación a futuros estudiantes de doctorado dentro de un consorcio internacional configurado, en este caso, por universidades y centros de investigación de 4 países europeos (España, Grecia, Portugal y Reino Unido), ¿cuál será el cometido de esta Red?
(R).-  El tema de esta Red de Formación serán las pesquerías artesanales y de pequeña escala debido a que, a pesar de su elevada importancia socioeconómica y cultural en Europa, sobre todo en los países del sur, carecen de sistemas de seguimiento y gestión eficaces -existen pocos datos fiables de capturas y esfuerzo para estas flotas, no hay evaluaciones fiables y poca gestión de los recursos, etc.-. La necesidad de garantizar el desarrollo sostenible de este sector de la flota ha sido reconocida en la revisión de la Política Pesquera Común (PPC) y por la FAO.

(P).- ¿Cuáles serán sus próximos proyectos?
(R).-  Además de los citados anteriormente, participaré en una convocatoria de la UE del VII Programa Marco para proyectos internacionales sobre Alimentación, Agricultura, Pesca y Biotecnología: Innovative insights and tools to integrate the ecosystem-based approach into fisheries advice  (KBBE.2013.1.2-08), cuyo objetivo es proporcionar conocimientos y herramientas innovadoras para la integración del enfoque ecosistémico (EEP) en la gestión pesquera.

(P).- ¿En qué consiste el enfoque ecosistémico (EEP) y por qué es tan importante su aplicación?
(R).- Desde hace varios años, tanto la UE -con la reforma de la Política Común de Pesca (PPC)- y los organismos internacionales como la FAO han reconocido la necesidad de adoptar el enfoque ecosistémico en la pesca (EEP) complementando al Código de Conducta de la FAO para la Pesca Responsable. Las ventajas de la aplicación de este enfoque son muchas, ya que pretende incorporar a todos los usuarios de los ecosistemas marinos en la gestión de unos recursos que se consideran propiedad de todos, teniendo en cuenta los componentes bióticos, medioambientales y, por supuesto, socioeconómicos en los que se desarrolla la actividad pesquera. La falta de consideración de las consecuencias sociales, económicas y medioambientales de las medidas de gestión, dificultan el objetivo final de alcanzar una explotación sostenible de los recursos marinos en el futuro.

(P).- El Instituto Español de Oceanografía es una de las instituciones que junto a las 3 universidades gallegas, 4 portuguesas y el CSIC configuran el proyecto Campus do Mar ¿cuál es su opinión sobre esta iniciativa?
 (R).-  Me parece una iniciativa muy importante que nos permitirá abordar problemas y cuestiones científicas de mayor envergadura que las que podríamos afrontar individualmente. Además, este tipo de proyectos favorece la comunicación y el intercambio de ideas entre expertos en diferentes áreas. A lo largo de mi carrera me he dado cuenta de que no existen fronteras entre las disciplinas del conocimiento, sino oportunidades para encontrar respuestas ante preguntas complejas. Asimismo, nos permitirá avanzar hacia la obtención de estas respuestas más rápidamente y transferir el conocimiento científico adquirido de un modo más efectivo y directo.

(P).- Con el objetivo de formar a la próxima generación de científicos, tecnólogos y gestores en Ciencias y Tecnologías del Océano, este curso 2012-2013 se imparte, por primera vez, el programa de doctorado Campus do Mar (DO*MAR), donde usted coordina uno de los cursos. Este programa conduce a un título de “Ciencia, tecnología y gestión del mar” avalado por 6 universidades, CSIC e IEO para favorecer el mejor entorno multidisciplinar, creativo y dinámico en investigación del mar al más alto nivel, ¿qué supone formar parte de un programa tan novedoso?
(R).- Para mí representa una gran oportunidad y una gran responsabilidad, ya que queremos proporcionar la mejor formación posible a las futuras generaciones de investigadores en el ámbito marino con el programa de doctorado DO*MAR. Estos futuros expertos serán los que avancen nuestro conocimiento en todos los temas de la investigación marina en las próximas décadas. Por supuesto, consider que es una oportunidad a nivel personal de seguir aprendiendo.

La multidisciplinariedad y transnacionalidad del programa del Campus do Mar es una característica esencial y fundamental del programa, pues los problemas con los que nos enfrentamos en el medio marino para intentar conciliar las necesidades de los diferentes usuarios y la complejidad de las interacciones entre los diferentes factores biológicos, medioambientales y antropogénicos, requieren la combinación de herramientas y conocimientos de muchas disciplinas.

(P).- El trabajo que desarrolla resulta de gran importancia, además de para el ámbito científico, para el político, económico y también social, ¿cómo cree que podría acercar sus investigaciones a un público no especializado?
(R).- Es cierto que el objetivo final de toda investigación debe de ser aportar beneficios a la sociedad y, por ello, la comunicación de nuestros resultados de un modo claro y comprensible para todo el público es fundamental. En mi caso, he participado en varios seminarios de la Universidad Menéndez Pelayo sobre mamíferos marinos, impartido cursos y conferencias sobre los temas en los que trabajo y también en el Año de la Ciencia, iniciativa del Ministerio de Educación y Ciencia que tuvo como finalidad promover actividades de difusión y divulgación de la ciencia y tecnología en el 2007. Por último, en la campaña del 2011, y aprovechando la presencia a bordo de estudiantes de uno de los masters de la Universidad de Vigo que embarcaron con nosotros, creamos un blog para dar a conocer el trabajo que lleva a cabo cada uno de los equipos y el tipo de datos que recogemos.

M.Norte/Campus do Mar