El modelo gallego de explotación de recursos marisqueros despierta el interés de Japón

13/02/2013
xap_13022013

Para una óptima gestión de los recursos marisqueros, en Galicia se emplean conjuntamente el conocimiento científico y el tradicional, el generado por las comunidades locales desde hace cientos de años. Esta sinergía, que ha dado importantes beneficios en la comunidad autónoma, despertó interés en comunidades científicas fuera de nuestras fronteras y un grupo de investigadores japoneses está, a lo largo de esta semana, conociendo de cerca la realidad de este importante sector productivo. De la mano del Campus do Mar y tras conocer la casuística gallega a través de docentes de la Universidad en diversos congresos, siete investigadores japoneses visitan desde ayer y hasta el viernes cofradías, lonjas y bancos de extracción y participan en un seminario en el campus vigués.

Gonzalo Macho, uno de los investigadores que comenzó este contacto a raíz de la presentación de trabajos en varios congresos internacionales, explica que en estos simposios han presentado el “modelo gallego de gestión de los recursos marisqueros bentónicos, resaltando el papel clave de las asistencias técnicas en el desarrollo de dicho modelo”. Estos estudios despertaron el interés de un grupo de investigadores japoneses que ahora se materializan en esta visita en colaboración con el Campus do Mar. Estos científicos pertenecen al proyecto ILEK, del que forman parte más de 100 expertos de áreas tan diversas como la biología, la economía, el medio ambiente, la sociología, la ecología, etc. A través de esta iniciativa tratan de poner en valor el conocimiento de las comunidades locales para poder aplicarlo en la toma de decisiones y en la gestión de estos recursos marisqueros. Con todo, su ámbito de acción también se acerca al sector forestal, ya que es un campo en el que las comunidades locales también aglutinan conocimientos tradicionales que pueden ayudar a comprender el entorno y la mejor manera de gestionarla.

Entre Cangas, Cambados y el campus
El acercamiento al modelo gallego comenzó ayer martes con una visita a Cangas, villa que recorrieron dado el interés que tiene para los sociólogos poder conocer el comportamiento de las comunidades. La lonja, el puerto y los bancos marisqueros fueron otras de las paradas. Este miércoles se desplazan a Cambados para conocer la figura de las asistencias técnicas y visitar un intermareal donde ver como trabajan las mariscadoras. A lo largo de esta tarde el trabajo se tornará más científico con un seminario en el edificio Miralles del campus vigués en el que tomarán parte investigadores gallegos, asistencias técnicas y gestores y en el que se expondrán diversos aspectos de su respectivo modelo de asesoramiento técnico a la explotación a pequeña escala de recursos comunes.

Además, Elsa Vázquez, directora del área de Captación de Talento del Campus do Mar, les explicará los contenidos, objetivos y estructura del campus de excelencia internacional en la búsqueda de colaboraciones futuras con el grupo de trabajo de ILEK.

El proyecto ILEK
El proyecto ILEK, como explica su coordinador, el profesor Tetsu Sato, investigador del Institute fuere Humanity and Nature (RIHN) se asienta en la apuesta de “hacer ciencia con la sociedad, para la sociedad y desde la sociedad, porque es la única manera de que sean útiles los conocimientos de las comunidades locales, éste es el corazón del proyecto”. Su objetivo es recuperar y poner en valor este tipo de conocimientos de primera mano que tienen mariscadores, pescadores, cofradías, técnicos de la administración, investigadores, etc y formalizarlo e integrarlo en el proceso de toma de decisiones, que esta sabiduría no sea ajena a la planificación del futuro de estas explotaciones marisqueras y de su relación con la naturaleza. Explica Sato que la figura que más les interesa es la de las asistencias técnicas, porque son un nivel inferior a los de los científicos y muy apegado al realidad. “En Japón hay una figura similar, denominada investigador residente, un concepto semejante que trabaja con las comunidades en el uso de recursos y su función principal es recoger ese conocimiento y trasladarlo a la toma de decisiones”, apunta el profesor Tetsu Sato.

Junto con Gonzalo Macho y Elsa Vázquez, están participando en estas actividades José Molares, subdirector general de Investigación y Apoyo Científico-Técnico de la Consellería de medio Rural y del Mar; Inés Naya y Juan Freire, de la Universidade da Coruña; y Sebastián Villasante y José-Alberto de Santiago, de la Universidade de Santiago de Compostela. Junto con ellos, toman parte en el seminario Emilio Abella, asistente técnico de la cofradría de Vilanova de Arousa, Andres Simón, de la de Campelo y José C. Mariño de la de Cambados, así como Alba Hernández, investigadora de la Universidade de Vigo; Beatriz Nieto, de WWF España y José Ríos, experto en pesquerías, sistemas socio-ecológicos y cooperación al desarrollo.

La delegación nipona está compuesta por el profesor Tetsu Sato, junto con Naoki Kikuchi, también del RIHN y con el-líder proyecto ILEK; Hiroyuki Matsuda, de la Yokohama National University y presidente de la Ecological Society of Japan; Taisuke Miyauchi, de la Hokkaido University y presidente de la Japanese Association for Environmental Sociology; Shinichiro Kakuma, de la Okinawa Prefectural Fisheries y Ocean Research Center; Masahito Kamimura, de WWF Coral Reef Conservation and Research Center y Mayuko Shimizu, de la Ryukoku University.

Fuente: DUVI