Bellas Artes debate sobre la creación de una revista científica propia en el marco del proyecto BALIZA

5/12/2013
Baliza Campus do Mar

La idea de poner en marcha una publicación propia, con unos “índices de calidad aceptables”, que contribuya a dotar de una mayor visibilidad a la labor de investigación que se lleva a cabo en la Facultad de Bellas Artes es un “proyecto latente” en este centro de la Universidade de Vigo. De ahí, que el segundo acto del proyecto Baliza, integrado en el Campus do Mar, fuera este miércoles una mesa de debate en la que conocer las condiciones y pautas que harían posible el surgimiento de una revista científica.

Con la idea de dotarse de una mayor perspectiva respeto de la viabilidad de una inciativa, “que no sabemos como va a concluir”, como reconoció el decano, Juan Carlos Meana, la mesa de debate “La edición de revistas indexadas en la universidad pública: indicios para su viabilidad y profesionalización” reunió en esta jornada a Manuel Hernández Belver, director de la revista Arte, individuo y sociedad, de la Universidad Complutense de Madrid; Tomás Baiget, director de la revista El profesional de la información; Luis Rodríguez Yunta, doctor en Documentación y documentalista del CSIC; y Elena Giménez Toledo, científica titular del CSIC y responsable del Grupo de Investigación de Evaluación de Publicaciones Científicas del Centro de Ciencias Humanas y Sociales.

 

Publicaciones más asentadas en el ámbito científico

En el marco del programa de trabajo El arte como hipótesis, el proyecto Baliza pretende contribuir a propiciar una relación bilateral entre Bellas Artes y la Universidad, en la que sin dejar de tener en consideración que la creación artística es el “ámbito de mayor visibilidad” en este campo, puedan abrirse “nuevas perspectivas en otros ámbitos del conocimiento”, como la investigación que se lleva a cabo en esta facultad, como resaltó el decano.

De ahí precisamente el debate sobre la puesta en marcha de una publicación científica que contribuya a la difusión de esa actividad, que, como añadió Meana, “igual no responde” a los parámetros habituales de este tipo de revistas científicas. De hecho, reconoció que este tipo de publicaciones científicas tienen una mayor instauración en otros ámbitos académicos, como el científico o el tecnológico, pero menos en un campo, el del arte, en el que, explica, existen otros canales para hacer visible el trabajo desarrollado, como “exposiciones, catálogos o concursos”.

Por eso, se optó por reunir a una serie de expertos en un debate destinado a conocer “cómo nos podemos adaptar a los parámetros de calidad de una revista científica”, así como a debatir otra serie de cuestiones relativas a la viabilidad de una iniciativa que, en el caso de llegar a bueno puerto, podría adoptar tanto un formato impreso como digital.

En este sentido, Rodríguez Yunta alertó de la “saturación” en el ámbito de las publicaciones en el área de las Ciencias Sociales y Humanidades, dada la proliferación de las revistas digitales en los últimos años. Por este motivo, insistió en la importancia de huir del “amateurismo” si lo que se pretende es ser “una revista referente”, para lo cual será preciso un “equipo editorial comprometido”.

Fuente: DUVI