112 aprendices de científico dispuestos a experimentar y descubrir el mar

30/06/2014
grupo 1 - Campus Científicos de Campus do Mar

Distribuidos en cuatro turnos de 28 estudiantes por cada grupo, desde este lunes y hasta finales de julio 112 estudiantes de 1º bachillerato y 4º de la ESO procedentes de toda España tendrán en Vigo la oportunidad de entrar en contacto directo con la labor diaria de las investigadoras e investigadores en un ambiente universitario y multicultural. Son los participantes de los Campus Científicos de Verano organizados por el Campus do Mar en colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, FECYT.

Emilio Fernández, director del Campus do Mar, dio la benvida al primero grupo, 19 chicas y 9 chicos llegados de diferentes comunidades autónomas: Castilla León, Castilla La Mancha, Aragón, Andalucía, Madrid, Canarias, Extremadura, Cataluña y Comunidad Valenciana. “Tenéis por delante varios días en los que trabajar como investigadores, con los mismos equipos con los que trabajamos los profesionales”, les subrayó el director del Campus do Mar, que si bien advirtió que el camino de la investigación “es muchas veces lento y tortuoso”, pocas cosas compensan tanto como “intentar descubrir lo que los demás no saben” o “levantarte cada mañana con ganas de ir a tu trabajo”.

Emilio Fernández en la inauguración de los Campus de Verano

El director de Campus do Mar, Emilio Fernández, recibió a los participantes

Despertar vocaciones

La mayoría no tiene claro que titulación elegir, pero lo que sí saben es que tienen vocación científica y sus currículos académicos son brillantes. “Para nosotros esta semana es un premio, una oportunidad única para conocer gente de toda España”, subrayaban dos de los estudiantes seleccionados, los andaluces José Ángel Callejas y Fermín De Alarcón, tras la presentación del director del Campus do Mar.

Divididos en cuatro grupos de siete estudiantes, los nuevos participantes de los Campus Científicos de Verano trabajarán esta semana con grupos de investigación tanto de la Universidade de Vigo como del Instituto Español de Oceanografía y, a mayores de los proyectos de investigación, tendrán la oportunidad de conocer el Museo do Mar, realizar un taller sobre las TIC en el mar impartido por investigadores de AtlantTIC y viajar hasta Viana para trabajar en dunas y roquedos con un equipo de la Universidade do Minho. Y, como no todo ve ser trabajar, tendrán también tiempo para conocer Vigo y su entorno “con sus playas incluidas, si el tiempo lo permite”, les subrayaron desde la organización.

Visita a la playa de Ladeira y la marisma de Sabarís
Siete estudiantes por grupo y cada grupo una temática: geología marina, genética, botánica y biología marina. “Pienso que lo que más ilusión nos hace a todos es trabajar en el laboratorio”, recalcaba la canaria Aroa González. A su lado dos valencianas, Silvia Escribá y Mar Sos, estaban encantadas con el hecho de que las actividades incluyeran una visita a Portugal. “Para nosotros es estupendo poder combinar trabajar en un laboratorio científico con ir a la playa y hacer turismo”, recalcaba también la aragonesa Pilar Espiau.

Los participantes realizaron salidas de campo en sus proyectos de investigación

Los participantes realizaron salidas de campo en sus proyectos de investigación

El grupo de Geología Marina inició la semana visitando la playa de Ladeira en Baiona guiados por investigadores del Departamento de Geociencias Marinas y Ordenación del Territorio, mientras que los compañeros del grupo de Botánica, se acercaron a la marisma de Sabarís para conocer las especies vegetales que hay en esa zona y que compararán con las de la marisma de Vilaboa que visitarán mañana martes.

El grupo de Genética está trabajando en la identificación de especies en la planta de cultivos del Instituto Español de Oceanografía, IEO, con los investigadores Montse Pérez y Manuel Nande, y los de Biología Marina se desplazaron hasta las instalaciones de Citexvi para trabajar en el laboratorio del grupo de Oceanografía Biológica, donde Emilio Fernández y la investigadora Eva Teira, los iniciaron en el mundo del fitoplancton “el motor verde del océano”.

Fuente: DUVI