La vocación científica también es para el verano

4/07/2011

Son algunos de los mejores expedientes de Educación Secundaria y Bachillerato y, quien sabe, puede que los investigadores del futuro. Este lunes 30 chavales, la mayoría procedentes de Andalucía (30%), Comunidad Valenciana (20%) y Castilla y León (13,3%), tomaron el campus de Vigo en la primera jornada de un campamento científico organizado al abrigo del Campus do Mar en el que los estudiantes sorprendieron a docentes e investigadores por cómo se desarrollan cuando están delante de una pipeta o de un problema tecnológico.

“Pensé que iban a llegar más verdes, pero están llevando a cabo sin problemas técnicas reales de un laboratorio”, explica Paloma Morán, la investigadora encargada de dirigir una de las primeras prácticas de la mañana. Divididos en cuatro grupos, los participantes recorrieron las playas y los laboratorios de la Estación de Ciencias Marinas de Toralla, de la EE de Telecomunicación y del Edificio de Ciencias Experimentales, donde ocho de ellos probaron por primera vez a averiguar a través de técnicas genéticas si lo que tenían entre manos era trucha o salmón.

Un programa educativo pensado para ayudar a despertar la vocación científica entre los 60 chicos y chicas de 15 y 16 años que disfrutarán de este campamento en dos turnos durante un mes de julio lleno de conferencias, encuentros con los investigadores o actividades de ocio, siempre vinculadas al mar. Durante dos semanas, por las mañanas los estudiantes participarán en cuatro programas científicos que los pondrán en contacto directo con los grupos de investigación de las áreas de oceanografía, biología, biología molecular, TIC e ingeniería, mientras que por las tardes tendrán tiempo de ocio y conferencias temáticas sobre geología, economía marina, bioxeoquímica o pesca. “Son un grupo muy motivado de alumnos que pasaron un proceso de selección complejo. No están aquí por casualidad u obligados, por lo que están atentos, con ganas de trabajar y aprender” y eso se nota mucho, sobre todo comparando con el promedio que tenemos habitualmente en las aulas”, relata Juan Hermida, uno de los seis profesores de secundaria que harán durante todo el mes de “enlace” y apoyo del alumnado.

Por un mundo mejor
Pero, además de aprender y cogerle el gusto a la investigación, los participantes en este campamento científico tienen otra misión: ayudar a mejorar el mundo siendo en un futuro no sólo buenos profesionales, sino esforzándose por cambiar “el modelo y el modo de vida al que estamos acostumbrados” para poder vivir en una sociedad más sostenible.


Nada mejor que hacerlo empapándose de la nueva visión del mundo que tienen todas las universidades que participan en el Campus do Mar conociendo de buena tinta “las formas de abordar el conocimiento científico y los problemas que surgen del mar con la intención de que puedan disfrutar de él las generaciones próximas”, recordó el rector Salustiano Mato al dar la bienvenida a los estudiantes. “Ahora estamos dentro de un momento de crisis, muy cerca del colapso, y si no tomamos conciencia de eso no podremos seguir viviendo en este planeta. Podríamos llegar a la extinción, porque los humanos somos el meteorito que acabó con los dinosaurios y esto no es como en los videojuegos, no hay otro planeta que colonizar”, subrayó.

Un intenso programa de actividades que servirá a los chicos y chicas para sumergirse en lo que es el Campus do Mar y su relevancia en una Galicia muy ligada al mar históricamente, con 1500 kilómetros de costa junto con el norte de Portugal que la convierten en la mayor red de investigación marina de España y de las más grandes de Europa. En ese contexto la concienciación para la conservación es fundamental: el 25% de los gases de efecto invernadero emitidos cada año acaban en el mar, “2000 millones de toneladas de CO2 que hizo aumentar la temperatura del agua en Galicia 0,1 grados centígrados cada década en los últimos 45 años”, les recordó Emilio Fernández, director del Campus do Mar, en un acercamiento sobre lo que se van a encontrar estos días.

DUVI