Los participantes en el campus científico de verano abren un blog para contar sus experiencias

13/07/2011

“¡En Galicia también hay sol!”. No lo dicen expertos meteorólogos, sino los 30 chavales que participan en el primer turno del campamento científico del Campus do Mar y lo hacen empleando las nuevas tecnologías como ventana desde la que contar sus experiencias: crearon un blogen el que los jóvenes, de 4º de la ESO, cuentan todas las iniciativas que están desarrollando estos días y las impresiones que les dejan tanto el propio campamento como las actividades que hacen durante su tiempo de ocio. A cuyo objeto, tras una semana en la que el tiempo no acompañó demasiado y pasado el ecuador de su estancia en Vigo, se podía leer en esta suerte de diario parte científico, parte personal, que “cuando despertamos lo primero que hicimos fue a abrir la ventana y chillar: ¡hay sol!”, como comentan Daniela Mateiovici y Ángela Martínez, que proceden de Almería y Alicante, respectivamente.

Los chavales emplean el blog para ir narrando sus actividades diarias dentro de un campamento ideado para potenciar las capacidades de un alumnado que ya demuestra especial habilidad en el campo científico y tecnológico, estimulándolos en un momento en el que están a punto de decidir su futuro académico y profesional. Juegos para perder la timidez y conocerse, largos en la piscina o partidos de fútbol durante el tiempo de ocio y experimentos de electricidad estática, de extracción de ADN, sudokus imposibles o adivinanzas matemáticas son algunas de las pruebas que relatan en este blog que incluye vídeos y que escriben en los talleres de comunicación que realizan por las tardes.

A través del blog, tanto los organizadores como el profesorado que los atiende durante estos días pueden hacer un “seguimiento muy de cerca de los chicos y, de momento, la evaluación de la experiencia está siendo muy positiva, no solo desde el punto de vista del estudiante, que deja testimonio en la web de que está aprendiendo mucho y pasándolo bien, sino también por parte de los profesores”, explica Emilio Fernández, director del Campus do Mar. Un resultado que se puede considerar como un éxito científico, tecnológico y hasta de las actividades complementarias y del que se están cogiendo ideas para introducir avances “que aplicar ya en el segundo turno que llega este domingo”.

Un campamento pasado por agua
El tiempo es el tema más recurrente en el blog, ya que obligó a cambiar parte de la programación y jugó alguna mala pasada a los participantes, sobre todo en la salida en barco por la ría. El viaje podría dar más de sí de no haber sido por la lluvia, que no dejó de caer en toda la tarde. Además, mucha gente estaba mareada y no disfrutó al máximo de la experiencia”, cuentan Ana Sánchez y Elisa Antolinos. La misma llovizna que esa mañana deslucía “un poco” la actividad de divulgación científica hecha en Samil, ya que “pasaba poca gente” a la que mostrar experimentos oceanográficos y geológicos. Fue una de esas pruebas la que dio la anécdota de la jornada, “ya que uno de nuestros compañeros comenzó a explicar un proyecto relacionado con el cambio climático a una niña pequeña y la chiquilla aburrida o quizás asustada huyó”, reconocen.

Pero además de esmerados partes meteorológicos (“con una niebla bastante espesa y una ligera lluvia que va dejando su rastro con el paso del tiempo”, como relatan Lara Joan, de Valencia, y Joana Tomas, de Ibiza), el blog sirve para publicar fotos con las que demostrar que, a pesar de alguna que otra queja por “ese comportamiento típico de gente de 16 años que viene a aprender y disfrutar”, todo ve sobre la marcha y poder dejar constancia a padres y amigos de que el viaje a Galicia ha merecido la pena.

DUVI